Loading...

LODOS

También conocidos como barros o peloides, con propiedades curativas de distintas finalidades.
Se caracterizan por su alto poder calorífico y resultan muy efectivos en los tratamientos destinados a reducir el dolor de los reumatismos inflamatorios y de las contracturas.

ALGAS

Las algas marinas se nutren del mar, almacenando todo tipo de sustancias marinas, siendo portadoras de casi todos los tipos de vitaminas: A, B, C, E, F y K, de un alto contenido en hierro y calcio, proteínas y un gran número de minerales.
Por todo ello, la aplicación de las algas suministra al organismo sustancias marinas y vitaminas. Además, tienen propiedades antibióticas, antitumorales, antioxidantes, antivirales y retrasan el envejecimiento cutáneo.